Investigación

Globalización socialmente sustentable: Empresas y derechos humanos

Empresas y derechos humanos: Responsabilidad social empresaria (RSE/RSC)

 

Los principios de contratación responsable fueron presentados por el Representante Especial al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas como adición a los Principios Rectores sobre las Empresas y los Derechos Humanos: Puesta en Práctica del Marco de las Naciones Unidas para Proteger, respetar y remediar: A/HRC/8/5. El Consejo de Derechos Humanos aprobó los Principios Rectores en su resolución 17/4, de 16 de junio de 2011.

Los principios de contratación responsable deben ser leídos junto con los Principios Rectores y aplicados teniendo debidamente en cuenta las obligaciones que impone a los Estados el derecho internacional de los derechos humanos.

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) promueve desde 2011 los principios de contratación responsable como instrumento concreto que permite encarar algunas de las cuestiones de derechos humanos que suscitan los contratos entre Estados e inversores. El ACNUDH ha elaborado material de formación para facilitar la utilización y comprensión de los principios.

Este manual, destinado a complementar esa labor presentando una versión de los principios de fácil consulta para el lector en un formato que esté más a su alcance, constituye la más reciente de una serie de publicaciones del ACNUDH sobre empresas y derechos humanos.

Informe sobre Desarrollo Humano 2011 (PNUD)

"Este Informe plantea una nueva visión para promover el desarrollo humano a través de la doble perspectiva de la sostenibilidad y la equidad. Para que esta visión se transforme en realidad, es necesario fortalecer las instituciones, mejorar las habilidades, reformar las políticas y consolidar la gobernabilidad democrática.

Esta visión exige un replanteamiento general de la función del Estado y las comunidades y de su habilidad de identificar y aprovechar las oportunidades que surjan. A partir de las ideas propuestas por Amartya Sen y los principios clave del enfoque del desarrollo humano, esta visión pone énfasis en un acercamiento a la sostenibilidad y la equidad arraigadas en la inclusión, la participación y un debate público razonado, al tiempo que reconoce la diversidad de valores, condiciones y objetivos involucrados."

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible de 2012  (Río+20) se destaca como una gran oportunidad para lograr consenso sobre la forma de seguir avanzando.

A/HRC/33/31 - 26/7/2016: Informe del Secretario General y del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos sobre Derecho al desarrollo. Complementa el informe sobre el derecho al desarrollo del Secretario General y el Alto Comisionado, presentado al Consejo de Derechos Humanos en su 30o período de sesiones (A/HRC/30/22)

A/HRC/30/22 - 9/7/2015: Informe del Secretario General y del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos sobre Derecho al desarrollo.
E/C.12/2015/1: Declaración del  Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales sobre los niveles mínimos de protección social, aprobada el 6 de marzo de 2015.
En su 54º período de sesiones, celebrado del 23 de febrero al 6 de marzo de 2015, el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales aprobó su declaración sobre niveles mínimos de protección social: un elemento esencial del derecho a la seguridad social y de los objetivos de desarrollo sostenible (E/C.12/2015/1).
El Comité recordó que la seguridad social es un derecho humano y una necesidad económica y social para el desarrollo y el progreso.
El Comité reiteró que se debían destinar recursos suficientes a nivel nacional y por medio de la cooperación y la asistencia internacionales para cumplir la obligación de hacer progresivamente efectivos los derechos consagrados en el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales. También alentó a los Estados a que incluyeran niveles mínimos de protección social en los objetivos de desarrollo sostenible
Recomendación sobre los Pisos de Protección Social núm. 202 (2012) de la Organización Internacional del Trabajo

Globalización e interdependencia: un crecimiento económico sostenido, inclusivo y equitativo para una globalización justa y más equitativa para todos, incluida la creación de emple: Informe del Secretario General de Naciones Unidas - A/66/223 - 1 de agosto de 2011


NORMAS SOBRE LAS RESPONSABILIDADES DE LAS EMPRESAS TRANSNACIONALES Y OTRAS EMPRESAS COMERCIALES EN LA ESFERA DE LOS DERECHOS HUMANOS: Consejo Económico y Social (ONU) - E/CN.4/Sub.2/2003/12/Rev.2 - 26 de agosto de 2003


Proteger, respetar y remediar: Un marco para las actividades empresariales y los derechos humanos: Informe del Representante Especial del Secretario General sobre la cuestión de los derechos humanos y las empresas transnacionales y otras empresas comerciales, John Ruggie (ONU) - A/HRC/8/5 - 7 de abril de 2008

1. La comunidad internacional aún se encuentra en las fases iniciales de adaptación a un régimen de derechos humanos que proporcione una protección más eficaz a los individuos y a las comunidades contra los perjuicios causados por las empresas en materia de derechos humanos. El presente informe, dirigido al Consejo de Derechos Humanos, constituye un marco conceptual y de políticas basado en principios cuyo fin es alcanzar ese objetivo.

El marco contiene tres principios básicos: el DEBER ESTATAL DE PROTEGER frente a los abusos de derechos humanos cometidos por terceros, en particular las empresas (A. Cultura empresarial B. Orientación de las políticas C. El nivel internacional D. Zonas de conflicto);  la RESPONSABILIDAD EMPRESARIAL DE RESPETAR LOS DERECHOS HUMANOS (A. El respeto de los derechos B. La debida diligencia C. Esfera de influencia D. Complicidad); y la necesidad de vías más efectivas a los recursos o ACCESO A LOS REMEDIOS ((A. Mecanismos judiciales B. Mecanismos no judiciales de reparación de agravios C. Mecanismos empresariales de reparación de agravios D. Mecanismos estatales no judiciales E. Iniciativas multilaterales o multisectoriales e instituciones financieras  F. Lagunas en el acceso). Los tres principios constituyen un conjunto complementario en el que cada principio apoya a los demás para lograr el progreso sostenible.

2. Las empresas son la principal fuente de inversiones y de creación de empleo, y los mercados pueden ser medios muy eficientes para distribuir los escasos recursos. Ambos elementos constituyen fuerzas poderosas capaces de generar crecimiento económico, reducir la pobreza y aumentar la demanda del imperio de la ley, contribuyendo así a la realización de una amplia gama de derechos humanos. Pero los mercados sólo funcionan óptimamente si están enmarcados en normas, usos e instituciones. Los propios mercados requieren de ellas para sobrevivir y florecer, en tanto que la sociedad los necesita para gestionar los efectos negativos de las dinámicas del mercado y producir aquellos bienes públicos que los mercados ofrecen de forma insuficiente. En efecto, la historia nos enseña que los mercados plantean graves riesgos, para la sociedad y para las propias empresas, cuando su alcance y poder rebasan con mucho las
bases institucionales que les permiten funcionar adecuadamente y garantizar su sostenibilidad política. Nos encontramos en una de esas épocas y la escalada de los abusos causados por las empresas en materia de derechos humanos son un claro aviso de que no todo va bien.

 3. La causa última de la difícil situación de los derechos humanos en relación con las empresas reside en las lagunas de gestión debidas a la globalización, que han surgido entre el alcance y los efectos de las fuerzas y actores económicos, por una parte, y la capacidad de las sociedades para gestionar sus consecuencias adversas, por la otra. Estas lagunas de gestión crean  un entorno permisivo para actos ilícitos de las empresas de todo tipo sin que haya sanciones o reparaciones adecuadas. Cómo reducir y en definitiva superar las lagunas relacionadas con los derechos humanos es nuestro problema fundamental.

En su resolución 7/8 ell Consejo de Derechos Humanos "acogió complacido" el Marco para "proteger, respetar y remediar" que el Representante Especial había elaborado al cabo de tres años de estudios y consultas. Así quedó estableció el punto focal dotado de autoridad que venía faltando.

 El Marco  para "proteger, respetar y remediar" se basa en tres principios fundamentales:

El primero es la obligación del Estado de ofrecer protección frente a los abusos de los derechos humanos cometidos por terceros, incluidas las empresas, mediante medidas adecuadas, actividades de reglamentación y sometimiento a la justicia.

El segundo es la obligación de las empresas de respetar los derechos humanos, lo que significa actuar con la debida diligencia para no vulnerar los derechos de terceros, y reparar las consecuencias negativas de sus actividades.

El tercero es la necesidad de mejorar el acceso de las víctimas a vías de reparación efectivas, tanto judiciales como extrajudiciales.

Cada uno de estos principios constituye un elemento esencial de un sistema interrelacionado y dinámico de medidas de prevención y de reparación: el deber del Estado de brindar protección, ya que constituye la base misma del régimen internacional de derechos humanos; la responsabilidad de las empresas de respetar los derechos humanos, por tratarse de la expectativa social más elemental en relación con las empresas; y el acceso a vías de reparación porque ni siquiera los esfuerzos mejor coordinados pueden impedir totalmente que se cometan abusos.

El Marco para "proteger, respetar y remediar" no sólo recibió el respaldo del Consejo de Derechos Humanos, sino que ha sido apoyado o utilizado por gobiernos, empresas y asociaciones empresariales, organizaciones de la sociedad civil y de trabajadores, instituciones nacionales de derechos humanos e inversores. También lo han utilizado instituciones multilaterales, como la Organización Internacional de Normalización y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo, en sus propias iniciativas en relación con la cuestión de las empresas y los derechos humanos. Otros procedimientos especiales de las Naciones Unidas lo han invocado ampliamente

Guía de derechos humanos para empresas : proteger, respetar y remediar : todos ganamos / Mariana Rulli y Juan Bautista Justo ; coordinado por Flavio Fuertes. - 1a ed. - Buenos Aires : Programa Naciones Unidas para el Desarrollo - PNUD; Red Argentina Pacto Global, 2012:

El Marco de las Naciones Unidas “Proteger, respetar y remediar” está basado en la interrelación de tres principios fundamentales:

  • El Estado tiene la obligación de proteger a las personas frente a los abusos de los derechos huma- nos cometidos por terceros, incluidas las empresas, mediante medidas adecuadas, actividades de reglamentación y sometimiento a la justicia. Esa protección constituye la base misma del régimen internacional de derechos humanos.

  • Las empresas tienen la obligación de respetar los derechos humanos, lo que significa actuar con la de- bida diligencia para no vulnerar los derechos de terceros y reparar las consecuencias negativas de sus actividades. Ese respeto encarna la expectativa social más elemental en relación con las empresas.

  • Es necesario mejorar el acceso de las víctimas a vías de reparación efectivas, tanto judiciales como extrajudiciales, pues ni siquiera los esfuerzos mejor coordinados pueden impedir totalmente que se cometan abusos.

    Sobre estos pilares se estructura un modelo dinámico que procura proponer a Estados y empresas las mejores prácticas para asegurar la efectividad de los derechos humanos. (p.35)

 

Principios Rectores sobre las empresas y los derechos humanos: puesta en práctica del marco de las Naciones Unidas para  "proteger, respetar y remediar": Informe del Representante Especial del Secretario General para la cuestión de los derechos humanos y las empresas transnacionales y otras empresas, John Ruggie (ONU) - A/HRC/17/31 - 21 de marzo de 2011

Los Principios Rectores se basan en extensas conversaciones con todos los grupos interesados, incluidos los gobiernos, empresas y asociaciones empresariales, particulares y comunidades directamente afectadas por actividades empresariales en diversas partes del mundo, la sociedad civil y expertos en los muy variados campos jurídicos y políticos que abordan los Principios Rectores. Los Principios Rectores no solo aspiran a ofrecer orientación práctica sino también una orientación basada en experiencias reales.

Los Principios Rectores no han sido concebidos como un juego de herramientas, que baste con tomar y aplicar. Aunque los propios principios son universalmente aplicables, los medios utilizados para su aplicación reflejarán el hecho de que vivimos en un mundo con 192 Estados Miembros de las Naciones Unidas, 80.000 empresas transnacionales, un número diez veces mayor de filiales e innumerables millones de empresas nacionales, que en su mayoría son pequeñas y medianas empresas. Por lo que respecta a los medios de implementación no hay pues una "talla única" para todos los casos.

Estos Principios Rectores deben aplicarse de manera no discriminatoria, prestando atención especial a los derechos, necesidades y problemas de las personas pertenecientes a grupos o poblaciones con mayores riesgos de vulnerabilidad o marginación, y teniendo debidamente en cuenta los diversos riesgos que pueden enfrentar mujeres y hombres.


Resolución aprobada por el Consejo de Derechos Humanos sobre  Los derechos humanos y las empresas transnacionales :  El Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas  "hace suyos los 'Principios Rectores sobre las empresas y los derechos humanos: puesta en práctica del marco de las Naciones Unidas para proteger, respetar y remediar', que figuran en el anexo del informe del Representante Especial" del Secretario General para la cuestión de los derechos humanos y las empresas transnacionales y otras empresas: A/HRC/RES/17/4 - 6 de julio de 2011

GUÍA DE DERECHOS HUMANOS PARA EMPRESAS: La finalidad del documento es brindar información clara y sencilla sobre la importancia y rol que les cabe a las empresas (firmantes o no del Pacto Global) de respetar los derechos humanos, poner en prácticas mecanismos de evaluación ante la posible vulneración de los derechos humanos y sistemas de remediación, para aquellos casos en donde la violación o vulneración haya ocurrido. Para ello, el documento hace un repaso de todos los Principios recomendados por el profesor Ruggie, y brinda información adicional para una mayor claridad. Adicionalmente, el documento recoge un conjunto de buenas prácticas de organizaciones que, sin sa- berlo, ya estaban implementando algunas de las recomendaciones aprobadas por el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, órgano rector en la materia. En la preparación de la Guía fue fundamental el apoyo y las orientaciones brinda- das por los colegas que integran la Oficina de la Representante Regional de la Alta Comisionada en América del Sur. De esta manera creemos que la red argentina está haciendo un aporte fundamental, no sólo para la agenda de la responsabilidad social corporativa sino también para los movimientos defensores de derechos humanos. (Del Prólogo)

Declaración sobre las obligaciones de los Estados partes en relación con el sector empresarial y los derechos económicos, sociales y culturales - Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (ONU): E/C.12/2011/1 - 12 de julio de 2011

The corporate responsibility to respect human rights: An interpretive guide Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos - Nov 2011

Informes del Representante Especial del Secretario General sobre la cuestión de los derechos humanos y las empresas transnacionales y otras empresas comerciales (ONU)

Teitelbaum, Alejandro, Observaciones al Informe final del Relator Especial John Ruggie sobre los Derechos Humanos, las empresas Transnacionales y Otras empresas, Alianza Global Jus Semper, Breviario Temático LISDINYS, mayo 2011.

A/HRC/21/21  Informe del Secretario General de Naciones Unidas sobre la contribución del sistema de las Naciones Unidas en conjunto a la promoción del programa relativo a las empresas y los derechos humanos y a la divulgación y aplicación de los Principios Rectores sobre las empresas y los derechos humanos - 2/7/2012

En el presente informe  se ofrece una reseña de las actividades relacionadas con las empresas y los derechos humanos que están llevando a cabo los mecanismos y entidades de las Naciones Unidas. También se señalan posibilidades y se formulan recomendaciones para promover el programa relativo a las empresas y los derechos humanos en el sistema de las Naciones Unidas incorporando el programa, y en especial los Principios Rectores, en todo el sistema mediante los mecanismos de coordinación e integrando los Principios Rectores en los diferentes programas y actividades, incluidas las de fomento de la capacidad. También se formulan recomendaciones para armonizar las políticas y prácticas internas de la Organización con los Principios Rectores a fin de gestionar los riesgos y promover el respeto de los derechos humanos a través de sus relaciones comerciales. 

1. La crisis económica mundial continúa teniendo efectos perjudiciales para el disfrute de los derechos humanos en todas las partes del mundo. La causa última de la crisis puede encontrarse en los errores cometidos en la esfera de la gestión pública a lo largo de decenios de una globalización acelerada que han dado lugar a lagunas en la gestión a muchos niveles, incluso entre el alcance y los efectos de las fuerzas y actores económicos, por una parte, y la capacidad de las sociedades para gestionar sus consecuencias adversas, por otra. Esas lagunas en la gestión han ido creando un entorno permisivo para la comisión de actos ilícitos por parte de actores económicos de todo tipo sin que haya sanciones o reparaciones adecuadas1. Cómo estrechar, y en última instancia colmar, esas lagunas para limitar las consecuencias negativas sobre los derechos humanos es un problema a nivel mundial que las Naciones Unidas han de contribuir a resolver.

2. Un paso importante para alcanzar ese objetivo se dio en 2011 cuando el Consejo de Derechos Humanos, en su resolución 17/4, hizo suyos por unanimidad los Principios Rectores sobre las empresas y de los derechos humanos: puesta en práctica del marco de las Naciones Unidas para proteger, respetar y remediar (A/HRC/17/31, anexo). El apoyo recibido de Estados Miembros de todas las regiones geográficas y niveles de desarrollo económico, junto con la aprobación de las organizaciones empresariales y sindicatos de ámbito mundial y el amplio apoyo de las organizaciones de la sociedad civil, otorgaron a los Principios Rectores la condición de referencia mundial del programa relativo a las empresas y los derechos humanos. Eso constituye un acontecimiento fundamental en los esfuerzos por prevenir y hacer frente a las consecuencias negativas de las actividades empresariales sobre los derechos humanos. 

 

A/67/53/Add.1 Informe del Consejo de Derechos Humanos sobre el 21 período de sesiones (10 a 28 de septiembre y 5 de noviembre de 2012) pág.25: Resolución 21/5 del Consejo de Derechos Humanos sobre Contribución del sistema de las Naciones Unidas en conjunto a la promoción de la agenda de las empresas y los derechos humanos y a la divulgación y aplicación de los Principios Rectores sobre las empresas y los derechos humanos - 27/12/2012

Centro de Información sobre Empresas y Derechos Humanos: Sitio del Representante Especial del Secretario General sobre la cuestión de los derechos humanos y las empresas transnacionales y otras empresas comerciales

PACTO GLOBAL   Pacto Mundial de las Naciones Unidas, Corporate Sustainability in The World Economy, United Nations Global Compact, publicado por la Oficina del Pacto Mundial de las Naciones Unidas, Naciones Unidas (Nueva York, febrero de 2011): En 2000, las Naciones Unidas pusieron en marcha el Pacto Mundial de las Naciones Unidas, que hasta la fecha han firmado más de 7.700 empresas y otros interesados, comprometiéndose a aceptar la responsabilidad en materias tales como los derechos humanos, el trabajo, el medio ambiente y la lucha contra la corrupción.

CRC/C/GC/16 -17/4/2013 Observación general No 16 (2013) sobre las obligaciones de Estado referidas al impacto del sector empresarial en los derechos de los niñosLas actividades y operaciones empresariales pueden afectar a una amplia gama de derechos del niño. Conncienciación entre las empresas sobre la responsabilidad que les incumbe de respetar los derechos del niño.   

PRINCIPIOS ÉTICOS DE ATENAS: Los miembros de la comunidad empresarial que se someten al compromiso ético de Atenas declaran e implementan una política de "tolerancia cero" contra la colaboración con cualquier tipo de entidad que se beneficie de la trata de personas de alguna manera. Este compromiso se extiende a los clientes, vendedores y socios de la empresa.

1. Demostraremos explícitamente nuestra tolerancia cero hacia la trata de personas, especialmente de mujeres y niños para su explotación sexual.

2. Contribuiremos a la prevención de la trata de personas al establecer campañas de sensibilización y educación.

3. Desarrollaremos una estrategia colectiva correspondiente a una política contra la trata de personas, que estará presente en todas nuestras actividades.

4. Aseguraremos que nuestro personal cumpla completamente con nuestra política contra la trata de personas.

5. Alentaremos a nuestros socios, incluyendo a nuestros proveedores, a implementar estos Principios Éticos en contra de la trata de personas.

6. Con el propósito de incrementar el cumplimiento, acudiremos a los gobiernos con el fin de iniciar la revisión de leyes y reglamentos relacionados directa o indirectamente con el desarrollo de políticas en contra de la trata de personas.

7. Reportaremos y compartiremos información respecto a las prácticas más efectivas en contra de la trata de personas.

 

56. El reconocimiento de la función del sector privado en la lucha contra la trata culminó en los Principios éticos de Atenas de 2006 bajo la dirección del Movimiento Internacional de Mujeres por la Paz de Suzanne Mubarak. El Movimiento ha sido fundamental para la movilización del sector privado y la concienciación respecto de su responsabilidad de participar en la lucha. En virtud de los Principios las empresas se comprometen voluntariamente, entre otras cosas, a aplicar una política de tolerancia cero a la trata de personas y a contribuir a su prevención, en particular mediante campañas de concienciación y actividades de educación. Esos compromisos se reafirmaron en la Declaración de Manama sobre “la encrucijada de la trata de personas” aprobada en 2009 en una conferencia celebrada en Bahrein. (A/65/288 - 9/8/2010: Relatora especial sobre la trata de personas, especialmente las mujeres y los niños)

Conferencia Internacional de Manama sobre el tema “La encrucijada de la trata de personas: la asociación entre los sectores público y privado” (2-3/3/2009)

 

Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (ONU) aprobada por la ley 26378 y ratificada por el Estado argentino: art.4  sobre Obligaciones Generales.

"1. Los Estados Partes se comprometen a asegurar y promover el pleno ejercicio de todos los derechos humanos y las libertades fundamentales de las personas con discapacidad sin discriminación alguna por motivos de discapacidad. A tal fin, los Estados Partes se comprometen a:[...]

e) Tomar todas las medidas pertinentes para que ninguna persona, organización o empresa privada discriminen por motivos de discapacidad [...]"

 

Recomendaciones del Comité sobre los Derechos del Niño resultantes del Día de Debate general 2014 (Day of General Discussion) sobre "DIGITAL MEDIA and Children's Rights" - 12/9/2014


Jurisprudencia de la CSJN:

"Vizzoti Fallos: 290:116, 118

 “Torillo” Fallos: 332:709 - T. 205. XLIV " TORRILLO ATILIO AMADEO Y OTRO     c/GULF OIL ARGENTINA S.A. Y OTRO s/DAÑOS Y PERJUICIOS" 31/3/2009

"Cencosud":  "A. 1023. XLIII. RECURSO DE HECHO. Álvarez, Maximiliano y otros c/ Cencosud S.A. s/ acción de amparo. 7 de diciembre de 2011

Fallo de la C.Nac.Trab., Sala 6a., 24/9/2014 . "A., A.Y. v. Shell Compañía Argentina de Petróleo S.A.y otros s/despido": Compañía de petróleo condenada a abonar daño moral a una trabajadora de estación de servicio vícitma de acoso sexual. 

"Shell controlaba sistemáticamente la marcha del negocio en cuanto a las ventas de sus productos, pero en una suerte de responsabilidad in vigilando, debió controlar también que trabajadores vestidos con su uniforme e insignia no fueran objeto de actos aberrantes violatorios de derechos humanos, porque ello hace a la responsabilidad social de una gran empresa de carácter transnacional. Tal como lo señala GIALDINO ("Estado, empresas y derechos humanos", Rolando E.Gialdino, La Ley día 22/11/2012) las empresas deben respetar los derechos humanos. El deber de respeto, constituye una norma de conducta "mundial" y significa que las empresas deben "abstenerse de infringir derechos humanos de terceros" (Ppios.rectores, 11; Dirs.OCDE IV.1 y 37). El Principio 1 del Pacto Mundial expresa: "las empresas deben apoyar y respetar la protección de los derechos humanos proclamados en el ámbito internacional". La obligación comprende los derechos humanos internacionalmente reconocidos, lo cual abarca, "como mínimo", los enunciados en la Carta Internacional de Derechos Humanos, i.e. la Declaración Universal de Derechos Humanos, y de los principales instrumentos en que ésta ha sido codificada: el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (Pcios.Rectores, 12; Marco, 58; D.Tripartita, 8, Dirs.OCDE, IV.1 y 39).

También incluye a los principios relativos a los derechos fundamentales establecidos para 1998, en la "Declaración de la Organización Internacional del Trabajo relativa a los principios y derechos fundamentales en el trabajo". Los daños producidos deben ser reparados, tal como se afirma en el trabajo supra citado ... "Cuando una empresa "detecta" que "pude provocar o contribuir a provocar consecuencias negativas sobre los derechos humanos que no haya sabido prever o evitar", ya sea mediante el proceso de debida diligencia o por otros medios, "debe emplearse a fondo, en virtud de la responsabilidad de respetar los derechos humanos para remediar la situación, por sí sola o en cooperación con otros actores" (Ppios. rectores, 22; Dirs. OCDE, IV.6 y 46).

A los impactos potenciales se ha de responder con medidas de prevención o mitigación, mientas que a los impactos reales -los que ya se han producido- deben ser remediados (Pcios.rectores, 17; Dirs. OCDE, 14), lo cual puede incluir disculpas, restitución, rehabilitación, compensaciones económicas o no económicas y sanciones punitivas (ya sea penales o administrativas, p.ej.multas), así como medidas de prevención de nuevos daños como, v.gr., los requerimientos o las garantías de no repetición (Pcios.rectores, 25).

En paralelo, según se sigue de los señalados supra (1.1.1, A), a los Estados les corresponde adoptar las medidas apropiadas para garantizar, por las vias judiciales, legislativas o de otro tipo que correspondan, que cuando se produzcan  ese tipo de abusos en su territorio y/o jurisdicción, los afectados puedan acceder a mecanismos de reparación eficaces (Pcios.rectores, 25)". (Gialdino, Rolando, obr.cit.).

Los fundamentos que vengo expresando son precedentes de esta Sala establecidos en la SD Nro.64172 en los autos "Florenza Carlos Enrique T. c. Losada Antonio Miguel y Otro s/accidente-acción civil" Sala VI  CNAT - 13/07/2012.

Por tanto la codemandada  ante el provecho de tal negocio no puede resultar ajena a sus riesgos, que genera su responsabilidad objetiva ante el daño efectivo y probado sufrido por la actora. A la vez, considero que corresponde confirmar el monto decidido ya que no lo entiendo elevado en función de los padecimientos antes referenciados. (Voto del doctor Luis A. Raffaghelli, compartido en sus fundamentos y conclusiones por el doctor Juan C. Fernández Madrid).

cretario
General para la cuestión de los derechos humanos y
las empresas transnacionales y otras empresas,
John Ruggie

                   Principios Rectores sobre las empresas y los derechos humanos:
puesta en práctica del marco de las Naciones Unidas para
"proteger, respetar y remediar"

| Más