Novedades

Derechos humanos de las mujeres

Estudio temático sobre VIOLENCIA contra las mujeres y las niñas con DISCAPACIDAD (ONU)

Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (30/3/2012)

A/HRC/20/5  Estudio temático sobre la cuestión de la violencia contra las mujeres y las niñas y la discapacidad, elaborado por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (30/3/2012)

En este estudio se examinan las causas y manifestaciones de la violencia contra las mujeres y las niñas con discapacidad. También se analizan las leyes, las políticas y los programas nacionales de protección y prevención de la violencia contra las mujeres y las niñas con discapacidad, y se señalan las dificultades que siguen impidiendo la eliminación de las causas que subyacen a la violencia contra estas mujeres y niñas y su incorporación en programas de lucha contra la violencia basada en el género. El presente estudio concluye con recomendaciones sobre las medidas legislativas, administrativas, políticas y programáticas necesarias para poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas con discapacidad, haciendo hincapié en la necesidad de adoptar un enfoque holístico [integral] que permita eliminar la discriminación contra ellas, fomentar su autonomía y hacer frente a los factores de riesgo específicos que las exponen a la violencia. 

 

       ♦ ♦ ♦ ♦ ♦ ♦

VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES CON DISCAPACIDAD según el MODELO SOCIAL de la Discapacidad incorporado por la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (aprobada por la Ley 26.378 y jerarquizada constitucionalmente según el at.75 inc.22 de la Constitución Nacional por la ley 14.077)

A/67/227 - 3/8/2012 Informe del Relator Especial sobre la violencia contra la mujer, sus causas y sus consecuencias (ONU) párrs.17 a 30.

Percepción de la violencia contra las mujeres con DISCAPACIDAD según el Modelo Social:

 

17.        Un análisis de la violencia contra las mujeres con discapacidad debe basarse en una percepción de la discapacidad según el modelo social, en consonancia con lo dispuesto en la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad y debe ceñirse a ella. En el preámbulo y el artículo 1 de la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad se presenta el modelo social de la discapacidad describiendo la discapacidad como un estado que resulta de la interacción con diversas barreras que pueden impedir la participación plena y efectiva de las personas con discapacidad en la sociedad, en igualdad de condiciones con las demás. Esta perspectiva no niega la realidad de la discapacidad o su impacto en el individuo. Lo que sí hace, sin embargo, es desafiar los entornos físicos y sociales y los marcos jurídicos que tienen un efecto negativo en las personas con discapacidad.

18.        Muchas políticas se basan en la presunción de que una afección discapacitante es patológica y constituye un defecto, no una supuesta deficiencia impuesta por la sociedad. Los efectos de esta perspectiva son claros: hay que evitar o excluir a las personas con discapacidad, en vez de darles cabida e incluirlas en la comunidad. Según lo establecido en la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad, hay que responder a la discapacidad con ajustes, inclusión y apoyo, incluso en relación con las familias de las personas con discapacidad.

19.        El enfoque de una “incorporación de la perspectiva de género que tenga en cuenta la discapacidad” se basa en una argumentación feminista de la discapacidad que procura cuestionar las suposiciones dominantes acerca de la vida con discapacidad, y que sitúa la experiencia de la discapacidad en el marco de los derechos y las exclusiones. También cuestiona la suposición de que la discapacidad es un defecto o una deficiencia. Para ello, la discapacidad se define, en términos generales, desde una perspectiva social, no médica. La discapacidad, se alega, es una interpretación cultural de la variación humana y no una inferioridad inherente, una patología que hay que curar, o un rasgo indeseable que hay que eliminar.

20.        Las mujeres con discapacidad se ven afectadas no solo por las actitudes estereotipadas acerca de las mujeres sino también por las actitudes estereotipadas acerca de las personas con discapacidad. Tanto la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer como la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad reconocen el papel de los estereotipos en la negación de los derechos humanos de las mujeres con discapacidad. Las imágenes estereotipadas de las mujeres con discapacidad tienen múltiples consecuencias, entre ellas la falta de roles, es decir que no existen roles sancionados socialmente o medios institucionales para lograrlos, lo que puede generar sentimientos de invisibilidad, autoalienación e impotencia.

21.        Las ideas que la sociedad sanciona respecto de la pobreza, la raza o el origen étnico, la religión, el idioma y otros elementos que conforman la identidad o constituyen experiencias vividas pueden aumentar aún más el riesgo de que personas o grupos ejerzan violencia contra las mujeres con discapacidad. Las mujeres con discapacidad que además pertenecen (o se presume que pertenecen) a grupos desfavorecidos o minoritarios pueden verse confrontadas a actos de violencia y discriminación agravados por la presencia simultánea de otros factores. El reconocimiento de esta realidad (denominada indistintamente interseccionalidad, multidimensionalidad y múltiples formas de discriminación) es importante para todo estudio de la violencia contra las mujeres con discapacidad.

| Más